Make your own free website on Tripod.com
GINECOLOGÍA    NATURAL

GINECOLOGIA NATURAL LO QUE TODA MUJER DEBE CONOCER

Dra. Nancy Romero Berrios

Rina Nissin es autora de un interesante estudio sobre ginecología natural, que nos recuerda
aquellas épocas en que las curanderas eran quemadas como brujas por tener mejor conocimiento
relacionados con la salud que los médicos.

Posteriormente la mujer se vio relegada al papel de comadrona, enfermera y auxiliar de farmacia,
por que sencillamente el hombre a ha ejercido un monopolio absoluto; especialmente en el
campo de la ginecología, experimentando con su " conejillo de indias " las hormonas
sintéticas que han sido utilizadas por las reglas dolorosas el acne y hasta la menopausia.

Las florecientes multinacionales, llámense Hofman, La Roche, Ciba Geigy, Sandoz, etc. permiten
luchar a muchos médicos con los imponderables de una mujer. Muchas formas se han edificado
sobre las espaldas de la mujeres, no necesariamente enfermas, que requerían ayuda
consecuencia de un aborto o un problema de esterilidad.

A diferencia de las mujeres europea o norteamericana, la mujer boliviana en su mayoría no ha
sido educada oportunamente en el conocimiento de su cuerpo, lo que le permitiría tomar
la salud en sus manos y tomar decisiones con conocimiento de causa; el conocimiento
de sus órganos le ayudaría a vivir en relación amistosa con su propio cuerpo.

En Suiza se han organizado centros de salud para mujeres, que les orientan para el
auto examen del cuerpo (self - help); la homeopatía, acupuntura y la medicina natural.
De lo que se trata es de construir la medicina para las mujeres, realizadas por las mujeres, pese a la voracidad de las multinacionales.

Vamos ha describir de manera muy breve y no estrictamente académica los principales problemas
que afligen a la mujer de nuestro tiempo y cual la actitud de la medicina moderna
y la medicina natural para solucionarlo.

CICLO MENSTRUAL

Se afirma que existe un síndrome menstrual que determina que la mujer tenga cambios súbitos de
humor, insomnio, aumento de peso y dolores, parece que todos estos signos se hallan
vinculados a una hipersenbilización a las hormonas sexuales, una especie de intoxicación.

Cuando acudimos al ginecólogo nos recetan preparaciones a base de progestágenos, sedantes,
tranquilizantes, psicoterapia y diuréticos. En cambio la medicina nos aconseja que debemos
reducir la sal de la alimentación, aumentar el consumo de potasio y las vitaminas
BG y A y fundamentalmente los antálgicos que actúan como drenadores
calmantes y tranquilizantes naturales (boldo, romero, la valeriana y el toronjil).

LA DISMENORREA

Las reglas dolorosas pueden ser consecuencia del útero muy retrovertido, infección en la pelvis o
una endometriosis, entonces las hormonas sexuales descienden bruscamente, la mucosa se
desprende y la cavidad uterina es evacuada mediante dolorosas contracciones.
Cuando acudimos al especialista nos recetan la píldora anticonceptiva a fin de lograr el
bloqueo de la ovulación, antiespasmódicos y analgésicos y psicoterapia de apoyo. Es importante
anotar que el consumo regular de los calmantes que tienen ácido mefenamico o
ibutrofen producen ulceras o irritaciones en la mucosa estomacal, por tanto es mejor recurrir
a la medicina natural que sugiere mayor consumo de calcio, magnesio y los
antálgicos arriba mencionados.

MENOPAUSIA

En países como el nuestro, la juventud y la maternidad están sobre valorados, en consecuencia al
ser considerados como objeto sexual, la mujer vive su menopausia como una decadencia y
el fin de su vida, coincidiendo otras acontecimientos con este periodo que acentúan la
depresión o agresividad de la mujer: la muerte del esposo, su abandono, la jubilación o no hallar
empleo. Por ello es importante motivar a la mujer de la tercera edad para que
comprenda que la menopausia no es mas que el final del periodo fecundo, pero nunca el fin
de la productividad ni de la sexualidad.

Sin embargo en la menopausia existen signos desagradables que acompañan a la desaparición de
la regla: brusco equilibrio entre hormonas, sofocos, calambres, migraña, infecciones
urinarias, agresividad, depresión, bulimia, desarreglos circulatorios y problemas de la
articulaciones.

La mujer al ser sometida a u tratamiento médico debe tomar sedantes neuro-vegetativos,
tranquilizantes, somníferos, estrógenos, calmantes y ANDROGENOS, como metiltestosterona
que pueden provocar la masculinización de la paciente. Gracias al trabajo de los
servicios de publicidad de las multinacionales farmacéuticas se han cimentado la idea de que
la mujer necesita hormonas para combatir la menopausia como si fuera una enfermedad,
ya que estas no garantizan la "eterna juventud". Lamentablemente los médicos, especialmente
del seguro social no explican a la mujer sobre el riesgo de la ingestión de hormonas
que significativamente son: tensión nerviosa, dolor de cabeza, nauseas, aumento de peso,
retención de agua, hemorragias, trombosis, flebitis, depresión y hasta el cáncer; por que
de lo que estamos seguros es que los estrógenos agravan un cáncer ya existente. Los especialistas
están advertidos de ello, pero no previenen a sus pacientes por que especialmente,
sino respetan las reglas de la ética profesional, prefieren lucrar con las drogas
sofisticadas que le envían las casas importadoras o fabricantes de drogas para su promoción.

La medicina natural otorga soluciones para la mujer que ha llegado a la menopausia,
fundamentalmente manteniéndose activa, sintiéndose útil y amada. Es importante una
alimentación rica en vitaminas A, B y F, enriquecida con hierro, calcio, fósforo y antálgicos
(salva, hiedra, albahaca, tomillo, alcachofa, boldo y romero).

INFECCIONES

La población de bacterias que acidifican el medio tienen por objeto proteger
a la vagina de toda clase de gérmenes patógenos, si falla este equilibrio ecológico
se desarrollan hongos y bacterias que provocan flujos, ardores y pruritos molestos.
Contribuyen a la aparición de infecciones la absorción permanente de antibióticos y

hormonas tales como la cortisona, la píldora anticonceptiva, el uso de desodorantes
vaginales, los jabones alcalinos y el abuso de las duchas vaginales.
La mujer si desecha estos últimos no solamente previene la infección sino que rechaza
la publicidad que se apoya en la idea falocrática que pretende que olemos mal.
Si acudimos al medico nos recetan óvulos que utilizados con frecuencia no tienen efecto
alguno, ya que los hongos cada vez son menos sensibles a estos medicamentos, por tanto
la infección se vuelve crónica. La alternativa que nos ofrece la medicina natural
son las duchas vaginales con yogurt activo (no pasteurizado), con bicarbonato de sodio o
un diente de ajo pelado por 2 o 3 días y finalmente los antálgicos: orégano, clavo,
canela, eucalipto, geranio, pino y salvia.

CANCER

Se afirma que una tasa aberrante de hormonas acelera el proceso maligno del cáncer,
por cuanto éste se declare se halla contraindicada la píldora anticonceptiva.

Regularmente la mujer debe efectuar el control del cáncer, ya sea por medio de la
palpación de los senos, el rastreo del cuello (PAPNICOLAU) o las pruebas de viernes.
El especialista en cuanto tiene confirmación de la presencia de un cáncer de seno a
través de la mamografía y la termografía, dispone extirpar la masa, un curetaje
ganglionar y radioterapia local: si la metástasis afectó a otros órganos se aplica la
quimioterapia. Pero no se detienen a analizar los puntos de controversia con relación
a la extirpación del seno de una mujer y las prótesis que le ofrecen de ninguna manera
pueden camuflar el traumatismo.

Al ser expuestas a las radiaciones las células cancerosas perecen, pero también las sanas,
entonces la mujer sufre quemaduras en la piel que mas tarde también serán cancerosas,
perdida del cabello, destrucción de las venas y los glóbulos de la sangre.
Nos preguntamos si la calidad de supervivencia que procuran estos tratamientos son
humanos y correctos...?

La medicina natural nos propone los antropósofos (muérdago), los minerales diluidos y
dinamizados, como también la homeopatía. La alimentación de la mujer que padece un cáncer
debe ser alta en radiaciones y estas producen vida. Todo ser humano en buen estado emite
de 6200 a 7000 ángstroms.

Si el cuerpo emite radiaciones, ello se debe a que las recibe también, de las ondas
telúricas o cósmicas, las ondas del espectro solar o de los productos alimenticios.

La medicina natural no pretende por lo tanto, sustituir los métodos químicos en caso de
peligro grave, pero puede mejorar y hacer desaparecer una serie de dolencias que ahora
son tratados con métodos desproporcionalmente violentos y cuyos efectos secundarios no son
deseables y ni siquiera previsibles.


Mi Lista de Enlaces

CONSEJOS PARA OTRAS DOLENCIAS:
ALGUNAS PLANTAS ÚTILES PARA LA SALUD:
PUBLICACIONES: ¿LAS CONOCES?
PORTADA: ¿INGRESASTE POR ELLA?
MI MENÚ PRINCIPAL: TE INVITO

JAIME ZALLES ASIN

jimzall@mail.cosett.com.bo
APARTADO DE CORREO 1073
Teléfono (0591) 66 47758
TARIJA
BOLIVIA



Esta página ha sido visitada veces.