Make your own free website on Tripod.com
HISTORIA   DE   LA   MEDICINA   TRADICIONAL   BOLIVIANA

“El término “medicina tradicional”, mas bien impreciso, se aplica a las prácticas de atención de salud antiguas y vinculadas a las distintas culturas que existían antes de que se aplicara la ciencia a las cuestiones de salud.” (1)

1.- El encuentro, el asombro, investigaciones y publicaciones:

El momento del encuentro entre las medicinas de Europa y América se describe de esta manera:

“…Había muchos herbolarios…” - comentaba Bernal Díaz del Castillo describiendo lo que vio en la Plaza de Tlaltelolco, correspondiendo exactamente a lo que Cortés relatara en octubre de 1520 al Emperador Carlos V- : “Hay calles de herbolarios, donde hay todas las raíces y yerbas medicinales que en la tierra se hallan…”, y agregaba: “Hay casas como de boticarios donde se venden las medicinas hechas, así potables como ungüentos y emplastos”(2)

Sin duda México y Perú eran los dos lugares geográficos más ricos en elementos medicinales. Aunque hay que decir que cada cultura tiene su propia medicina y las culturas del Nuevo Continente eran y siguen siendo muy numerosas.

Varios insignes médicos y religiosos franciscanos, agustinos y jesuitas, documentan su investigación en, por lo menos, 10 publicaciones, alguna de ellas de varios tomos, durante el primer siglo de la Conquista de América. (3) Es el grato momento del asombro, la investigación y las publicaciones, al estrenarse la Imprenta.

2.- El Qollasuyo, Los Qulla, los Kallawaya y los Kullawa. Los que conservaron el fuego sagrado.

Las culturas eran diferentes; diversas las filosofías y cosmovisiones, la interpretación de vida, enfermedad y muerte y por tanto la etiología; distintas las lenguas, las religiones y los tipos de vida.

Me voy a limitar a describir la medicina tradicional que atañe a la región andina peruano boliviana.
Los Incas tenían su propia tradición médica y al Incario está ligada la cultura Colla (Qulla, Qolla) de Bolivia que era denominada primero como el Qollasuyo o “País de médicos y medicinas” y luego como el Collao. Me remito al libro del Dr. Gerardo Fernández Juárez, (Pag. 229) para afirmar que la cultura del Qollasuyo era una cultura estrictamente medicinal. (4) En ella los principales actores pertenecían a tres subgrupos: los Kallawaya, muy estudiados, a quienes pinta el Cronista Felipe Wamán Puma de Ayala llevando las Andas del Inca Tupac Yupanki, y de quienes afirma el Investigador mexicano, Dr. Xavier Lozoya, que probablemente eran el grupo médico más organizado de América. Los Qulla, o habitantes del Qollasuyo y los Kullawa o farmacéuticos itinerantes, siempre marginados, obligados a vivir en los pedregales de la Cordillera, donde la agricultura era imposible; nunca estudiados, quines ni siquiera figuran en los actuales catálogos de las Etnias bolivianas.

Se han estudiado sí, las Ferias de Huari en Oruro y las de Viacha o del Domingo de Ramos en El Alto de La Paz, donde ellos son quienes negocian con las estrellas de mar, conchas y algas marinas, con la Quina, el Matico o el Waji de las selvas o la Wira wira, Chachaquma y Choqekaylla de los montañas más altas. Caminantes incansables y comerciantes, primero llameros; ahora quizá camioneros, ellos mantuvieron la vigencia de su propia medicina en estos 508 años, poniendo al alcance de la mano de cualquiera los remedios de origen más remoto. Por lo general mujeres, las Kullawa se encuentran en todos los rincones de Bolivia. Ya no usan el “aqsu” bordado y oscuro que lucían hace 20 años en la Calle Santa Cruz de La Paz , quince días antes de las Ferias de Ramos o de Viacha. Ellas hablan indistintamente el castellano, aymara o quechua. Pero si hoy les preguntamos si son Kullawa, lo niegan... Como, a decir de Louis Girault, los Kallawaya, hartos de ser llamados “brujos”, preferían hacia la década del 70, el oficio de orfebres.

3.- Méritos de esa medicina :

Santiago Erick Antúnez de Mayolo en su obra: “La Nutrición en el Antiguo Perú” y Julia Elena Fortún en su publicación “Reeducación Alimentaria en Área Rural” nos muestran cómo en el Incario había una Seguridad Alimentaria que nosotros estamos ya muy lejos de tener actualmente. Sólo voy a citar una frase:

“ ...la alimentación y el uso equilibrado de nutrientes fue uno de los mayores logros en la coherente cadena de seguridad alimentaria que resalta estructurada, a partir de la cultura de Tiwanaku.”

Si la alimentación correcta es la mejor medicina preventiva, los Qulla merecieron muy bien el elogio que hacía de ellos Wamán Puma de Ayala cuando dice de ellos en 1617 : “Los del Qullasuyo son grandotes, todos, hombres y mujeres son grandotes y gordos...”(5)

La tradición era oral, pero era fiel. Es frecuente encontrar lo que afirma Raquel Magdaleno Mora: “...Cuando yo empecé a anotar las recetas de uso tradicional que me indicaba Vicenta en Amatlán, resultó que éstas coincidían con las del agustino Agustín Farfán en el siglo XVII” (6).

Esta Medicina tuvo sus épocas brillantes.

Se afirma que se rechazó en 1637 el proyecto de una Facultad de Medicina para Lima porque existían hierbas e indios que las manejaban con más eficiencia que los médicos.(7)

Escuché a Louis Girault en una Conferencia en La Paz que los Kallawaya famosos fueron más de 500 en el Siglo XIX, cuando no pasaban de 50 en el XX. El mismo autor nos dijo que la Botánica Kallawaya no tenía nada que envidiar a la de Linneo y, congruente con esa afirmación, él usa los géneros y especies kallawaya en las familia botánicas de Linneo. Y él mismo puso en la carátula de su libro la foto de los 5 Kallawaya que curaron de la malaria a los segundos constructores del Canal de Panamá en 1914. Cuando en 1905 habían muerto los primeros 25.000. (8)

4.- Nuestro grave conflicto.

A los sabios del Qullasuyo los llamaron y los quemaron como brujos y ellos se defendieron acuñando una afrenta similar para sus enemigos, les apodaron: “kharisiris, lik’ichiris o khari kharis” que es exactamente lo mismo: el que te puede matar desde lejos, sin dejar marcas. Era como acusarse mutuamente de “comunistas” en el Chile de Pinochet. No había cabida para los dos en el mismo ámbito geográfico. El que escribe este artículo atribuye a esta guerra de siglos una de las causas, quizás la principal, de que el País de médicos y medicinas sea ahora uno de los dos últimos países de América en los indicadores de salud,.

5.- Recuperación y perspectivas:

En los últimos 30 años y en gran parte por el apoyo brindado por la OMS en Alma Ata (1978) con la consigna de “Recuperar al curandero ya la partera como amigos del médico”, se han implementado investigaciones de las medicinas tradicionales y de las plantas curativas en más de 20 universidades del África y en muchos países latinoamericanos, como Guatemala, Perú, Brasil, Paraguay, Costa Rica y México. Hay varias redes informáticas como Napralert, Tramil, Pehuén (?) dedicadas a estos temas.

Bolivia tiene el mérito de haber sido el primer país en que se aceptó oficialmente la vigencia de las medicinas indígenas en enero de 1984 y se reglamentó su ejercicio el 13 de marzo de 1987. Lamentablemente la lucha política permanente y la politización de dicha medicina han hecho que los logros sean efímeros y que no se tengan ni políticas ni estrategias serias sobre su articulación y complementación con la medicina oficial. Todavía no se las estudia en las universidades.

Para las perspectivas futuras y recomendaciones me remito al libro del Dr. Gerardo Fernández Juárez (4) (páginas 191 a 241)

Contamos con valiosas experiencias de medicina intercultural, siempre efímeras y con una voluminosa bibliografía en la Universidad Católica de Cochabamba (P. Hans van den Berg).

Termino con estas afirmaciones de la Mesa Redonda (1) sobre el tema en la OMS: “La medicina tradicional sigue siendo la única fuente de atención para... una vasta proporción de la población del mundo”...”Puesto que la medicina tradicional se sigue ejerciendo con efectos positivos, ¿no debería ser oficialmente reconocida, estimulada perfeccionada e integrada (articulada) en los sistemas nacionales contemporáneos de atención de salud?”...

Jaime R. Zalles Asín
Tarija, diciembre de 2000

--- (1) Bannerman R.H. La medicina tradicional en la moderna atención de salud. Mesa redonda. “Foro Mundial de la Salud”, Revista de desarrollo sanitario de la OMS. Ginebra 1982, Vol. 3, Nº I. Páginas 8 a 28

(2) Carlos Viesca Treviño, “Medicina prehispánica de México” (El conocimiento médico de los nahuas” Pag. 116. Editorial Panorama, México 1996

(3) Martín de La Cruz y Juan Badía OFM (Códice Badiano nahuatl y latín):: “Libellus de medicinalibus indorum herbis”, Francisco Hernández: “Historia de las plantas de Nueva España” ; Francisco del Paso y Troncoso: “Nomenclatura de los vegetales”; Agustín Farfán OSA.: “Tratado breve de Medicina”; Gonzalo Fernández de Oviedo y Valdés: “Historia General y Natural de las Indias” (Nicaragua y Centroamérica); Hernando Ruiz de Alarcón se refiere a los aspectos mágicos en su : “Libro de los Conjuros”. José de Acosta SJ. “Historia Natural y Moral de las Indias” (Perú); El Italiano Nardo Antonio, el jesuita Cobo y el Dr. Nicolás Monardes también escriben.

(4) Gerardo Fernández Juárez: “Médicos y Yatiris” Salud e Interculturalidad en el Altiplano Aymara (página 229). CIPCA, OPS/OMS, La Paz 1999.

(5) Felipe Waman Puma de Ayala. “Primer Nueva Crónica y Buen Gobierno”, Cusco, 1617.

(6) Raquel Magdaleno Mora: “La Farmacia del Campo”. Página 6. Cuernavaca, Morelos, México 1981.

(7) Rolando Costa Arduz. “Compilación de Estudios sobre Medicina Kallawaya”. Pág. 14. Instituto Internacional de Integración. La Paz. 1998

. (8) Louis Girault: ”Kallawaya, curanderos itinerantes de los Andes” . Passim. Quipus. La Paz, 1987

Nota: Vea usted en las fotos de abajo a Rufino P'axsi y Gabino Quispe, quienes con Policarpio Flores y otros aymara iniciaron el camino de la recuperación de su propia medicina. Más abajo un Congreso de Medicinas Tradicionales, Naturales y Alternativas en el Banco Central de La Paz (1985) al que acudieron más de 500 personas.En la tercera foto se puede apreciar el acto de inauguración del primer consultorio de Medicina Combinada en La Paz. Allí están el Dr. Javier Torres Goitia, Don Mario B. Salcedo,(Kallawaya) D Nicéforo Reyes (Naturista) el Dr. W.Alvarez (médico e hijo de kallawaya), la periodista Lupe Cajías y numerosos concurrentes. Jaime Zalles tomó la foto.




Mi Lista de Enlaces

KALLAWAYA ¿MÉDICOS DE LOS INCAS?: INFÓRMATE
BOLIVIA COMO EL QOLLASUYO DE LOS INCAS: ¿YA LO SABÍAS?
CRONOLOGÍA DE LA MEDICINA TRADICIONAL BOLIVIANA: (NUEVO)
PORTADA: ¿INGRESASTE A ESTA PÁGINA POR ELLA?
DISCURSO DEL DR. JAVIER TORRES GOITIA (MINISTRO DE SALUD): INAUGURACIÓN DE UN COSULTORIO DE MEDICINA COMBINADA
PUBLICACIONES: ¿LAS CONOCES?

JAIME ZALLES A.

jimzall@mail.cosett.com.bo
Apartado postal 1073
Tarija
Bolivia