Make your own free website on Tripod.com

PROPUESTAS DESDE LAS CULTURAS ORIGINARIAS PARA LA CONSTRUCCIÓN DEL NUEVO PAÍS

PRESENTACION

Poder presentar estas propuestas de Jaime Zalles es para mí un honor. Creo, personalmente, que estas páginas que siguen no necesitan ser presentados y mucho menos por alguien como el que escribe estas líneas. Sin embargo, y aunque parezca algo contradictorio, al mismo tiempo parece que de hecho es preciso introducir estas “propuestas desde las culturas indigenas” en la cultura urbana y política de Bolivia, y todavía presentarlas desde el extranjero.

Me explico. Estas páginas se validan a sí mismas. Las “Propuestas desde las culturas indígenas” son coherentes, estratégicas y sostenibles. Más aún, son propias. Estas propuestas son más aplicables a la realidad boliviana que las que vienen de cualquier institución extranjera u organismo internacional. Nacen de la sabiduría profunda de los pueblos que habitaban, conocieron y construyeron estas tierras. Son propuestas originalmente bolivianas para Bolivia, algo casi inaudito en un país tan dependiente del Norte. No necesitan o no deberían necesitar las palabras introductorias de un extranjero más, para ser escuchadas y puestas en acción.

Lastimosamente, ello no es así. En Bolivia, muchas veces no se valoriza lo propio. “No vaya a comprar esto, es producto nacional”, insisten las vendedoras de esta nación que podría ser orgullosa. Lo mismo pasa con las propuestas producidas en Bolivia, y peor con las propuestas que nacen de una de las tradiciones indígenas del país. Si estas propuestas vinieran del Fondo Monetario Internacional, o incluso de la Embajada de los EE.UU., de hecho no necesitarían que nadie les ponga prólogo. Pero estas propuestas propias que nacen del pueblo que vive en Bolivia, sí lo necesitan. Es una pena.

Aún así, dudo que este prólogo escrito en el extranjero, o a veces pienso, exilio, pueda subsanar el problema fundamental: En Bolivia no se presta atención a la voz de los Bolivianos. Muchas veces, durante el tiempo que tuve la suerte de vivir en Bolivia, llamé la atención al apreciar la música, la comida, los idiomas, los paisajes, las tradiciones y creencias, en fín, las culturas de Bolivia. Con todo, creo que he causado más confusión que convicción entre los que me conocían. Y sin embargo, recuerdo las veces que este interés mío por lo boliviano ayudó a que los mismos Bolivianos empiecen a valorarlo.

Por todo lo dicho espero que estas reflexiones provocadoras puedan ayudar a que en Bolivia se lean, se estudien, se discutan y se realicen estas “propuestas desde las culturas indígenas”. Fueron redactadas “para la construcción del Nuevo País”. Son más que esto. Son propuestas para una cultura nueva en un mundo nuevo. Estas propuestas pueden servir para la construcción de un mundo más humano, en cada lugar, en cada familia, en cada nación. Ciertamente, ningún pueblo podrá reconocerlas como propias, si no éste que fue su autor. Pero personalmente creo, que las culturas indígenas transmiten sentido y significado, sabiduría y conocimiento suficiente para ayudar, en diálogo con las demás culturas humanas, a reformar el planeta.

Don Jaime Zalles merece todo el respeto por esta pequeña obra, aunque no es su autor. La redactó él, sin duda, pero la escribieron los innumerables sabios y sabias de los pueblos indígenas de Bolivia durante una tradición milenaria. No es propia de él tampoco la idea de que las culturas indígenas puedan aportar para la reconstrucción de Bolivia. Pero es su mérito que insiste en que, por un lado, tengamos que volver a las raíces, en todo sentido y en todas las áreas de la vivencia humana, social y cultural, y por otro, el futuro de Bolivia será algo nuevo, y no meramente una copia de un pasado inventado y romantizado o un retorno imposible a una cultura indígena que los conquistadores destruyeron.

Es para mí un honor poder presentar estas “propuestas desde las culturas indígenas para la construcción del Nuevo País” al público boliviano. Que se olvide de lo que garabateó el extranjero que suscribe estas líneas. Que se olvide de lo que redactó Jaime Zalles. Que escuche lo que tienen que decir estos ciudadanos bolivianos que pertenecen a las culturas y naciones indígenas del país.

Sailauf, aldea rural de Alemania, en el mes de agosto de 2003.

Dr. Stefan Silber

PROPUESTAS DESDE LAS CULTURAS ORIGINARIAS PARA LA CONSTRUCCIÓN DEL NUEVO PAÍS

Los rudos romanos aprendieron de sus esclavos griegos elementos tan importantes como: la Democracia, la Filofosía, una serie de Artes y habilidades como la Poesía Épica, el Teatro, la Escultura, la Arquitectura, la Historia, etc. ¿No podríamos los bolivianos aprender algo de la sabiduría de los aymara y de las otras culturas originarias?

Introducción.-

El Ministro de Defensa manifestó su desagrado por la TV ante la afirmación de Evo Morales: “Los muertos son los ladrillos sobre los que vamos a construir el Nuevo País”.

Curiosamente poco después, el 12 y 13 de febrero, se aumentaba la suma de muertos en 33. Sacha Llorenti de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos calcula que ya son 164 los muertos de estos últimos 21 años de la Democracia boliviana. Muertes que quedan siempre en la más absoluta impunidad, o con “ascenso de escalafón” como en el caso “Robinson Iriarte”.

Parece que lo único que quedó claro después de esos días sombríos de febrero es que hay que comenzar a edificar la Utopía del Nuevo País. Después de las voces de: Crisis del Modelo Neoliberal, de la muerte de muchos Partidos, de Descentralización, Asamblea Constituyente y Nueva Constitución; ahora se oyen los pedidos clamorosos de “Autonomías Regionales”: La Nación Aymara, la Nación Camba; La Nación Guaraní, el Chaco, Tarija... ¿Un Nuevo País Federal al estilo brasileño o argentino; pero Multicultural y Plurilingüe?

El mismo Presidente, en su discurso del Día del Mar dijo: “Hay una razón geográfica: el mar era parte del Territorio Aymara, antes de nosotros y lo será después de nosotros.”

Ciertamente no soy yo el llamado a diseñar ese "Nuevo País" ni sé si la "Asamblea Constituyente" será el mejor instrumento para lograrlo. Lo que sí consideramos importante, con otras personas amigas, es que los jóvenes y las nuevas generaciones deben conocer los fundamentos en que se formaron nuestros cimientos para poder edificar el "Nuevo País" y los "Nuevos ciudadanos" "Hombres y mujeres nuev@s" en que todos soñamos (como nos quería Néstor Paz Z.)

¿Dónde inspirarnos?

Un día, hacia 1970, el Dr. Xavier Albo S.I. me dijo que John Murra, el ilustre antropólogo formador de generaciones de antropólogos, había dicho: “Jesús de Machaca es la región en que mejor se ha conservado la cultura aymara”.

Tomé nota de ello. Fue mi fuente directa de información durante 6 años, en esta fuente se basan los artículos que me atrevo a escribir con estos títulos:

1.- Democracia verdaderamente participativa y deliberativa.

2.- La Autoridad como servicio.

3.- Economía humana. La equitativa nivelación y repartición de excedentes.

4.- Las distintas maneras de Posesión de la Tierra.

5.- La Seguridad Alimentaria.

6.- La Salud, Brujos y Kharisiris.

7.- La Honradez y Alta moral.

8.- Las Estrategias y Tácticas políticas eficaces de antes y las contraproducentes de hoy.

Sin duda puedo sugerir temas y soñar vagamente en un futuro mejor. Puedo comenzar a armar el gigantesco rompecabezas con algunas de sus piezas; pero tendrán que ser los “constituyentes”, los parlamentarios, también y principalmente los parlamentarios originarios e indígenas, sus comunidades que sí deliberan y sus juristas, quienes tengan que redactar los lineamientos de la Nueva Constitución mejor adaptada al Nuevo País profundo y real.

Naturalmente el Jesús de Machaca actual ya no es el de antes del 52 ni el de los años 70. Por eso los artículos que ofreceré a su atención tendrán siempre este esquema:

- Como era cada asunto antes de 1952
- Cómo es ahora
- Cómo nos queda el desafío del futuro.

Estoy seguro que no sólo Dominique Temple, que también visitó Machaca soñando en una Economía humana como alternativa al actual capitalismo decadente; sino todos los bolivianos podremos encontrar en nuestras raíces los elementos y valores de solidaridad, hospitalidad, reciprocidad y las políticas y estrategias para permanecer unidos y libres.

Un día memorable un anciano aymara me dijo: “Tú nos respetas”. Viví entre ellos sin que me llamaran “Kharisiri” (su manera de exclusión, después se verá por qué). Me consideraron un amigo y hasta me defendieron cuando los banzeristas persiguieron a mi equipo de trabajo en el campo. Esa es mi mayor honra y lamotivación que me lleva escribir estas propuestas. Aprendí mucho de ellos. Creo que es hora de socializar lo aprendido.

PROPUESTA 1
DEMOCRACIA PARTICIPATIVA Y DELIBERATIVA.

El escenario.-

El Lago se llama en aymara Titi qhaqha = El Gato montés plomizo. Recordemos la foto desde satélite, de primera plana en National Geographycal en que se muestra al Lago como un gato echado. Al sur de este lago nuestro las comunidades son “Jilatiti” (El Titi mayor), “Sullkatiti” (El Titi menor), “Titiri” (Donde hay muchos Titis) “Titikana...”

En la Comunidad de Qhunqhu, la Comunidad p’iqi o “cabeza” del Parcial Abajo, hay una estela yacente de piedra, más grande que los monolitos de Tiwanaku. Se trata de un monolito femenino, de una Pachamama. De sus ojos cae una lágrima que es al mismo tiempo un rayo. En su regazo tiene a una criatura. No es un niño es un Titi. El Titi era el Tótem de esos “hombres gatos monteses” de Jesús de Machaca, como sus vecinos de Pacajes eran los “Paca jaqes” los “hombres águilas”.

Xavier Albó cita una cerámica de Qhunqhu que representa 6 cabezas de Titi en cada una de las dos alas (1) También las gárgolas del Templo de Jesús de machaca son cabezas de Titi.

La Democracia participativa y deliberativa.-

Antes de 1952.

La región estaba compuesta de 6 Comunidades, seis Titis en el Parcial Arriba y 6 Comunidades otros seis Titis en el Parcial Abajo. Cada una de ellas elegía 3 Mallkus con sus Mama t’allas cada año para que gobernaran sirviendo a su Comunidad.

Los Mallkus convocaban a la Comunidad y trataban en Asamblea todos los problemas del momento.
> Cada cierto tiempo, cada 15 días si no me equivoco, se reunían todos ellos en su Centro, donde los 36 Mallkus deliberaban acerca de los problemas de todas y cada una de las Comunidades. El Cabildo era presidido por un Mallku al que llamaban “el Justicia”. No se decidía inmediatamente sobre cada problema. Los planteamientos se llevaban a cada Comunidad que en sus Asambleas volvía a tratarlos.
Aparentemente había un “machismo” porque las reuniones eran de varones cuando las mujeres sólo estaban en una segunda línea. Pero en realidad ninguno de ellos decidía nada sin consultar a su esposa. Luego, pues, de una total consulta participativa se volvían llevar los problemas tratados en las Comunidades al Cabildo Central para decidir sobre cada uno de ellos.

Se vivía un estado permanente de Plebiscito. Gracias a esa su manera de gobernarse los machaqueños no fueron dominados por los Urus, que tienen allí una muestra de su presencia en las orillas del Desaguadero: La Comunidad de “Iruitu”. No fueron dominados por los Incas. Compraron sus propias tierras a los Reyes de España.
Durante la República no hubo haciendas en Jesús de Machaca. Ni con Melgarejo. Su política, sus estrategias eras siempre las correctas, porque todo estuvo meditado por todos y democráticamente decidido.

Después de 1952.

Los políticos impusieron a los Secretarios de Sindicato en vez de los Mallkus y jilaqatas.
Hubo una lucha de generaciones y los más jóvenes aceptaron los Sindicatos en vez de sus autoridades comunitarias originales.
Fue la catástrofe.
Los mallkus murieron, pero su venganza fue terrible. Se negaron a transmitir su cultura.

Las generaciones posteriores ya no supieron cuáles eran las señales del tiempo para sembrar, ya no conocen el nombre de sus plantas medicinales ni para qué sirven. Se han perdido las técnicas para teñir, para permanecer unidos, para defenderse.
Para el año 1985, en que volví a trabajar en Jesús de Machaca después de 9 años, ya las 12 Comunidades se habían transformado en 75. ¿Cuántas serán hoy?

El Desafío del futuro:

No puede ser otro que volver a las raíces; recuperar el tiempo perdido, las antiguas formas de autogobierno. La antigua manera de ser verdaderamente participativos y deliberativos en su democracia horizontal y total.

¿Alguien podrá recuperar algo de esto en la Constitución Política del Nuevo País que tenemos que reconstruir desde los cimientos?

Notas:
(1) Acotación de María Eulogia Mejía Vera. Queda pendiente la cita de la publicación del Libro del Dr. Albó . La foto de abajo es el camino precolombino de Puczara a Calderillas (Tarija)



PROPUESTA 2

LA AUTORIDAD COMO SERVICIO

La situación antes de 1952: Desde antes de cambiar a sus autoridades o Mallkus cada año, los habitantes de las 12 Comunidades de Jesús de Machaca estaban atentos para ver quiénes se distinguían en cada Comunidad por su inteligencia, por su participación en las Asambleas y sobre todo por su desempeño en la productividad como agricultores, como pastores de llamas u ovejas, como tejedores, ceramistas o artesanos. Veían quiénes habían acumulado algún tipo de excedentes o habían multiplicado los animales de sus rebaños.
Era muy frecuente oír esta frase de boca de ellos: “Estoy entrando a servir a mi Comunidad”.

Su servicio era gratuito. No recibían por ello ninguna recompensa monetaria ni nada que se pareciese a un sueldo o gratificación.

Tenía que ser también la gente más rica de cada Comunidad porque debía realizar muchos gastos. Por ejemplo en cada Asamblea a las Autoridades les correspondía repartir, por lo menos algo de Coca, cigarrillos, café... a todos los presentes.
A los Mallkus correspondía ir a la ciudad a realizar todos los trámites, preocuparse de pleitos o juicios pendientes. Y naturalmente ellos debían pagar de su bolsillo los pasajes, alojamiento, comida y los costos de todos y cada uno de los trámites.

La situación después de 1952.-

Cambia, todo cambia... Y todo cambió. Es verdad que algunos Secretario de Sindicato siguieron en el camino aprendido de servir a sus Comunidades como autoridades; pero otros ya se acostumbraron a las cuotas, a no rendir cuentas, a enredarlo todo.

Qué Triste que para muchos bolivianos el poder consista en “chingar” a medio mundo –con todas las acepciones de ese mexicanismo- sin pensar que, inexorablemente, cada “chingón” recibe tarde o temprano su “chingadazo” en estricta justicia. En Argentina se dice: “A cada chancho le llega su San Martín” .

Qué triste que no sólo las cosas se cambiaron en Jesús de Machaca. ¡Qué triste que de Jesús de Machaca proceda Dante Escobar, el que desfalcó las Fondos de Pensiones!
¡Qué triste que la Autoridad se haya tornado en una suerte de “Piratería” para hacer del Tesoro General de la Nación, eso: un Botín de Piratas!
Qué triste que las nuevas generaciones consideren que en Bolivia todo está corrupto y que lo único que queda es el “sálvese quien pueda” y seguir robando .
¡Qué triste que estemos en el segundo lugar de los países corruptos de Latinoamérica!

Y ¡Qué fácil es destruir lo que no amamos! ¿Nos amamos los bolivianos’ ¿Tenemos una alta autoestima? Lo dudo.
El desafío:

Rebelarse. Rebelarnos cada día contra toda injusticia. No con la violencia ni con el vandalismo, sino con la fuerza del espíritu, volviendo a las raíces, rescatando la historia gloriosa de pueblos y regiones, como Jesús de Machaca, en que la Autoridad era un servicio y no el pretexto para enriquecerse con el saqueo de las arcas del Estado.

¿Habrá unas líneas en la Nueva Constitución para tener en cuenta este cimiento fundamental de toda sociedad?

Ojalá así sea.

PROPUESTA 3

ECONOMÍA HUMANA. NIVELACIÓN Y REPARTICIÓN EQUITATIVA DE EXCEDENTES.

La Economía en Jesús de Machaca antes del 52.

Un respetable y sabio anciano andino, un auténtico “Amauta”, salió al escenario y se expresó de esta manera: “No se preocupen mucho del dinero, de lo que llaman ellos economía, lo que importa es que todos nosotros vivamos dignamente. Hemos resistido con nuestras costumbres la invasión de los Urus, de los Incas, de los Españoles, de los Criollos de la República y las recientes múltiples dictaduras militares. Podremos seguir resistiendo también la exclusión de la economía de mercado. “Como el sapo sale vivo del montón de piedras que lo aplasta, así también nosotros, a condición de no cambiar lo esencial de nuestra manera de vivir.”

Los aymara y otros indígenas aplaudieron al sabio. Un hombre blanco y alto de larga barba también aplaudía gozoso, pues era un buscador de soluciones de supervivencia ante el Neoliberalismo que llegaba incontenible. Los políticos bolivianos se burlaron a carcajadas del Amauta. Siempre habían llamado “Brujos” a los Sabios Amautas y Yatiris, era su inveterada costumbre. (1)

Dominique Temple “el hombre blanco y alto de larga barba” llegó a Bolivia y visitó Jesús de Machaca para afirmar: “El Capitalismo está en decadencia. Se busca una Economía humana” (2)

Esa economía estaba basada en algunos pilares firmes:
- Posesión múltiple de la tierra en el territorio común:
La Sayaña (propiedad particular), la Aynuqa (propiedad rotativa) Pastos comunales y Control de diversos pisos ecológicos. Los machaqueños tenían tierras, por ejemplo, en Timusí y allí eran llamados los “wiskhuni patrones” (patrones de abarcas) (tema de otro artículo)
- Caminos:
(Para caminarlos no había ni fronteras ni pasaportes.) Admire el Camino precolombino de Pucsara a Calderillas (Tarija) en la Foto de arriba.
“Dicho Camino abarca una extensión de 25.000 kilómetros, con lo que de aceptarse la propuesta de nombrarlo "Patrimonio de la Humanidad",se convertiría en el territorio transnacional más grande del mundo incluido en la famosa nómina. A lo largo de su desarrollo, los precolombinos integraron extensos territorios en Sudamérica desde el sur de Colombia hasta el centro de Chile, de norte a sur, a lo largo de la cadena montañosa de Los Andes y hacia el este y el oeste de la misma, por valles costeños y sierras subandinas. (3)
- Trueque:
-En esa economía todo se intercambiaba. La producción se llevaba primero en llamas o al hombro y luego en mulas, siempre por los mismos caminos y poblaciones, donde la gente esperaba a los caminantes para el trueque permanente de productos alimenticios, frutas, sal, plantas medicinales, artesanías, textiles o instrumentos musicales. Le invito a leer, del argentino Hugo Wast: “El Camino de las llamas” .
- El trabajo era:
-Individual, a veces, en la Sayaña; pero casi siempre colectivo en Ayni –cuando todos trabajan para uno y éste está obligado a pagar ese favor con su trabajo a todos los que lo ayudaron- o Mink’a. Cuando el trabajo de todos se hace a favor de la Comunidad, al construir un puente, un camino, al arreglar una acequia...
-Tenía mecanismos de nivelación económica. Si todos tenían, por ejemplo, cien ovejas en promedio, se nombraba como Mallkus y Prestes de las futuras Fiestas a quienes hubieran logrado sobrepasar el promedio de animales en sus rebaños. En una lógica de servicio a la Comunidad las ovejas se convertían en una caja de ahorro que se iba mermando conforme se efectuaban los gastos de las Autoridades o Prestes.
- Tenían Seguridad Alimentaria (Tema de otra Propuesta)
- Tenían su propia Medicina. (Tema de otra Propuesta)
- Otros valores que tenían que ver con la economía humana:
-Hospitalidad. Exquisita.
-Solidaridad. No había pobres ni huérfanos abandonados a su suerte. -Reciprocidad estricta.
-Honradez. Nadie robaba. Al ladrón le cortaban las manos. ¿Salvajismo? No. Un escarmiento que simplemente aseguraba la honradez de todos.
En esta economía humana no había mendigos, ni huérfanos o viudas abandonados a su suerte. Nadie pasaba hambre.

Después del 52:

¡La Catástrofe!

La propiedad comunitaria se convirtió en propiedad individual. La posesión múltiple y sabia de la tierra se convirtió en “minifundio”, en “surcofundio” y en migración masiva a El Alto o al Chapare y otros sitios.

La Reforma Agraria se hizo “al revés” –como diría Albó- en muchos sitios. Los poderosos se repartieron las mejores tierras a razón de 50.000 hectáreas para cada uno... La Prensa, el año pasado anunciaba el remate de 80,000 hectáreas del hijo del Oso Chavarría.
Los poderosos bolivianos pueden tener esas cantidades de tierras cuando los originarios e indígenas no pueden obtener títulos por 5 o 10 hectáreas. Esas injusticias claman al cielo.

Los caminos se llenaron de fronteras. El trueque se convirtió en libre mercado con precios menores de los productos argentinos, peruanos o chilenos, que mataron la producción no protegida ni subvencionada del campesinado boliviano.

La producción fue destruida en algunos casos por las “donaciones”. Cochabamba era llamada “El Granero de Bolivia” porque en los campos del sur, fronterizos a Potosí, se producía el trigo. Ese trigo no pudo competir con las harinas donadas por la Alianza para el Progreso, que paró todo Progreso rural en esa región. Por primera vez en Bolivia comenzamos a ver campesinos mendigos que extienden la mano como limosneros. Regalos como el Caballo de Troya para destruirlo todo.

Aunque todavía no podemos hablar de muertes por hambre en Bolivia como en otros países, la desnutrición ha avanzado terriblemente. Hay una pobreza alarmante.
Los marxistas de los años 70 llegaron a considerar al campesino boliviano como “pequeño burgués”... y no permitieron que los Trabajadores Campesinos de Bolivia se integraran a la Central Obrera Boliviana (COB) !!!

¿Dónde están los “pequeños burgueses” que ahora en un 90% están en pobreza extrema? (4)

Nuestro desafío:

Como en otros puntos neurálgicos, el desafío para la construcción del Nuevo País, es volver a las raíces. Recuperar las técnicas, los valores, los modos de producción, de tenencia de tierra, de intercambio y los valores de la economía humana que han intentado ser borrados de este país a partir de la Conquista, la República y, sobre todo desde 1952: La Revolución del MNR que, primero nos ilusionó a muchos, pero acabó por arriar sus banderas, la Alianza que paró el Progreso y el ambivalente Decreto 21060 que, nos libró de la hiperinflación y de la fuga de dólares, pero acabó con la estabilidad laboral.

(1) “Testigo de Ideales, Catástrofes y Esperanza” J. Zalles Libro virtual. www.saludverde.sitio.net. Pág. 93
(2) (Presencia 14-6-98)
(3) http://200.26.107.200/ (www.eldia.com) 03 de marzo del 2003 lo siguiente: El Museo de La Plata y el Camino del Inca como Patrimonio de la Humanidad.
(4) Nota explicativa: En 1976 el encargado de Radio Moscú para sus programas en lengua castellana, me aclaró los conceptos, me dijo: “En los países socialistas todos tenemos derecho a poseer nuestra casa, nuestro auto, nuestro terreno de producción de alimentos. A todo eso le llamamos propiedad particular. La propiedad privada es otra cosa, es cuando uno tiene obreros en su propiedad trabajando bajo un salario injusto que da excedentes, de los cuales se apropia el patrón, generando una plusvalía injusta a su favor.” Y nuestros teóricos decían que los campesinos eran “pequeño burgueses”...!!!

PROPUESTA 4

LA POSESIÓN MÚLTIPLE DE LA TIERRA

Jesús de Machaqa hasta 1952.-

“Los Warachi, establecidos en los futuros ayllus Jila Titi y Sullka Titi, tuvieron la habilidad de aliarse con los invasores Inka...” (1)
“En los albores de la Colonia se habla de una primera “compra composición” de tierras a la Corona en La Plata en 1585 por Carlos y Sebastián Llanqui... En 1645, ya en plena época colonial, el más célebre de los Caciques de Jesús de Machaqa, Gabriel Fernández Guarachi, hizo una segunda compra y composición de tierras, en dos etapas, con lo que se consolidó legalmente el territorio que los antiguos pobladores habían ocupado desde tiempos inmemoriales.” (1)

Un mérito interesante de la diplomacia machaqueña es que supo permanecer libre de la rapiña de conquistadores y hacendados que se repartieron las tierras del país tanto en la Colonia como en la República.
En Jesús de Machaqa prácticamente no hubo haciendas. Sólo Qurpa en el límite, que cedieron, si no me equivoco, a la Iglesia y Chijcha en otro margen.

La tierra era poseída con sabiduría de muchas maneras:

-Posesión múltiple de la tierra en el territorio común:
1.- Los pastos eran comunitarios. Y todos podían llevar sus animales a ellos, según las normas que la Comunidad disponía.
2.- La Sayaña (como propiedad particular). Las familias vivían dispersas en la Comunidad, allí donde hubiera agua por lo menos para beber y terreno de cultivo, no siempre bajo riego. Esta parcela daba seguridad a la familia en su producción de alimentos.
3.- La Aynuqa era una tercera manera de uso de tierras en forma rotatoria. Me explico: imaginemos dicha zona como un tablero de Ajedrez en que cada familia va cambiando cada año de sito para sembrar y cosechar. Todos tienen derecho a utilizar un terreno adicional a su “sayaña” contigua a la vivienda; pero se evitan los privilegios cambiando siempre de lugar. También había sitios que debían descansar. Sabia medida que impedía el agotamiento de las tierras de producción en sitios de por sí demasiado áridos.
También sabia porque el descanso era de 5 años, tiempo necesario y suficiente para que murieran todos los huevos del gusano de la papa en el terreno antes de la siguiente siembra. (Sin necesidad de pesticidas químicos)
4.- El control de distintos pisos ecológicos era otra característica del modo de producción y de posesión de tierras andino y machaqueño.
Todos sabemos bien que, después de las cosechas, ya se hace imposible el cultivo de la tierra en el Altiplano sin riego. El frío del invierno obligaba al habitante andino a migrar a otras tierras, para intercambiar sus productos. No era una aventura. Iban a sitios donde eran conocidos y esperados. Se organizaban caravanas, primero de llamas y después de mulas, para ir a los Valles y a las zonas más fértiles y cálidas de los Yungas, donde estaban otros familiares, compadres o simplemente socios que cultivaban terrenos.
Los machaqueños tenían tierras, por ejemplo, en Timusí y allí eran llamados los “wiskhuni patrones” (patrones de abarcas). También viajaban a Inkisiwi.

Después del 52.-

Desconocidas prácticamente todas estas maneras de posesión y uso de la tierra para la producción, la Reforma Agraria, que devolvió tierras y benefició a otros campesinos en el Altiplano boliviano fue, a mi juicio, sumamente perjudicial para Machaca, porque introdujo una forma de posesión individual de la tierra.
La Central Obrera Boliviana no aceptó a los campesinos como miembros de la COB por ser “pequeños burgueses”. Poseedores de propiedad privada. (Ver nota explicativa de esta barbaridad arriba en el Nº (4) Nota explicativa)
Las pequeñas parcelas o sayañas comenzaron a dividirse hasta no quedar de ellas más que diminutos surcos en cada nueva repartición por herencia.
La Reforma Agraria, en las zonas más fértiles y ricas del país se hizo al revés (Xavier Albó) Hasta 100 mil hectáreas o más para algunos nuevos “latifundistas”!

Los dictadores, como Melgarejo primero y después los que siguieron a la Revolución del 52 lo que hicieron sin pestañear fue distribuir 15 millones de hectáreas a sus amigos, parientes y cómplices.

El desafío:

No puedo llegar a percibir otra solución que no sea regresar a las raíces.

Imitar la experiencia de los Shuar del Ecuador que obligaron a su Gobierno hacia los años 60 a darles títulos Comunitarios de Tierras. Al solicitar las tierras, el Gobierno les dijo: “La tierra es del que la trabaja”. Nunca el Gobierno ecuatoriano pensó que sembrarían 20 mil hectáreas de pastos. Los gobernantes salieron con que se había cumplido el trabajo, pero que no podían darles tierras sin medirlas. Los Shuar acudieron al Cuerpo de Paz y le dijeron: “Sabemos que ustedes han sido expulsados de Bolivia por hacer control de natalidad”, pero bienvenidos al Ecuador si se abstienen de hacer trabajo en salud y nos miden las tierras.” Los voluntarios del Cuerpo de Paz hicieron el trabajo y el Gobierno ecuatoriano no tuvo más remedio que dotar de títulos comunales a más de 20 Centros Shuar en la selva que limita con Perú (2) Hay que decir que dicha Etnia tiene la mitad de su gente en Ecuador y la mitad en Perú, al igual que los aymara bolivianos separados por fronteras postizas.

Los Shuar estuvieron apoyados por “salesianos tercermundistas” en el rescate de sus raíces culturales, de su lengua, educación, historia, religión, artesanías y salud. En cuanto a la producción, primero pidieron un préstamo para comprarse 40 vacas de La Fundación Ecuatoriana de Desarrollo. Lo devolvieron antes del tiempo indicado. La Cooperación Internacional los ayudó porque los consideró indígenas inteligentes y honrados. Ellos, que no tomaban leche, para el año 76 llegaron a poseer 14000 vacas, para sus 20000 hectáreas de pastos.
Por algo les dicen los indígenas mejor organizados de América.
Tierras propias, tierras administradas de forma inteligente y honrada, son necesariamente tierras productivas.

¿Podremos hacer una Nueva Reforma Agraria, pero con recetas típicamente originarias y propias?

Ojalá.

(1) Esteban Ticona y Xavier Albó “Jesús de Machaqa, la marka rebelde, Tomo 3 La Lucha por el poder comunal”, Págs. 31 y 32. – CEDOIN-CIPCA, Cuadernos de Investigación 47, La Paz 1997
(2) Jaime Zalles y Alfonso Gortaire “Organizarse o Sucumbir-La Federación Shuar”, Quito 1975.
PROPUESTA 5

LA SEGURIDAD ALIMENTARIA

Antes del 52.-

Este Artículo está íntimamente relacionado con las Propuestas de Economía Humana y Posesión múltiple de la Tierra.

Los 25 mil kilómetros de los Caminos precolombinos eran para caminar. Y se caminaban.
En el capítulo sobre la posesión de la tierra decíamos que el habitante del altiplano boliviano recorría distintos pisos ecológicos en los meses de invierno para hacer un trueque de sus productos por los Valles interandinos y las zonas tropicales de los Yungas.
Las llamas o mulas eran cargadas con la producción excedentaria de papas y sus derivados deshidratados, el chuño y la tunta, la quinua, la qañawa, la papaliza, ocas e isaños y su derivado la kaya, habas, pitos o harinas tostadas, charque de llama, sal, taquia y poco más.
Al llegar a los valles era esperado por parientes o compadres con los cuales cambiaba sus productos por maíz, tierno, molido o tostado; frutas frescas o secas como higos, pasas de uva, orejones o moqochinchis, qacha de membrillo y toda clase de hortalizas, especialmente el ají.
Luego proseguía su viaje hacia los Yungas y traía de allí la coca, el café, la sultana, la chancaca, la caña de azúcar y las frutas tropicales que podía conservar en su viaje de vuelta. Probablemente algún charque de pescado.
Todos se beneficiaban con estos intercambios ansiosamente esperados.

En la casa las señoras cuidaban de preservar cada alimento de diversas maneras. Ellas sabían hacer las combinaciones pertinentes para que no hicieran daño.
Por ejemplo para comer las papas, base de su alimentación, ponían un platillo con ají, pero otro con pasa (caolín). ¿Por qué el ají? Porque después de cuatro papas ya no hay saliva y si uno bebe agua, se acabó la saliva! El ají produce saliva pero irrita el estómago. Ahí viene la phasa y se equilibran la acidez y la alcalinidad. Y así no hay “gastritis” entre ellos.
Su comida era completa. Perfectamente equilibrada, sana, limpia y de colores.

De los qollas dijo Guamán Poma de Ayala en el Cusco en 1671. “Los del Qollasuyo son grandotes, todos hombres y mujeres son grandotes y gordos”
Si eso no era Seguridad Alimentaria ¿qué es eso?

Pero después del 52.-

Hay que decir: ¿dónde están los grandotes y gordos? La que campea es la desnutrición. Todos confiesan que sus abuelos eran más fuertes. Todos abandonan en masa su propia comida para gastar su dinero en falsas ilusiones alimentarias.
Todo se cambió en Machaca y en el Altiplano.
Los viejos desautorizados en su autoridad, dejaron de transmitir cultura.
Yo oí decir a un maestro de escuela: “La quinua es comida de gallinas”. Otros coreaban “Es comida de indios. Hoy es comida de astronautas y una libra cuesta 8 dólares en Miami!!! Sus proteínas, junto con las de la qañawa y el amaranto, millmi o coime, son las proteínas de mejor calidad.

Hemos abandonado nuestra comida para dar paso a la comida chatarra, a la comida que viene bien envuelta en latas y colores brillantes.
Tomamos gaseosas de naranja en vez de naranjas al pie de un naranjo en Yungas.
Pocos venden naranjadas o limonadas naturales en hoteles de Yungas o Chapare. Estamos totalmente enajenados y desinformados.
Los que nos venden gaseosas están llenos de plata...! Somos especialistas en comprar lo que está prohibido en otros países: los polvos de refrescos que provocan cálculos renales, el Ajinomoto... cantidad de cancerígenos ¿Somos un país basurero?

Usamos abonos químicos que matan la tierra.
Se fumigan las frutas y alimentos con pesticidas prohibidos. Se ha encontrado DDT en leche materna! Bolivia ya no tiene ninguna seguridad alimentaria.
El Desafío:

No puede ser otro que apreciar lo nuestro, volver a las raíces también en esta materia. Y eso implica la posesión de la tierra y del territorio en los moldes originarios de antes. Siguiendo las recetas de antes en la producción y el intercambio.
Tengo ante mis ojos la Revista Selecciones del Reader’s Digest de agosto de 1987. Entre las páginas 15 y 20 hay un artículo “Alimentos Incas, alimentos redescubiertos”... Dicen maravillas de lo que nosotros despreciamos. Sólo cito esta frase: “Tal vez uno de esos cultivos haya de seguir la pauta de comercialización del amaranto cuya espectacular exportación ha tenido tal éxito que sin duda ha creado más millonarios que cualquier otro producto en Nueva Zelanda”. El amaranto o coime se ha preservado en Tarija, pero sólo se tiene en cuenta en la Feria de Santa Anita, el 26 de julio, una vez al año...! Se ha convertido en algo folklórico, como el Api morado que sólo se toma en el Ecuador el día de difuntos...

¿Moriré escribiendo en el agua?
¡Sálvese quien pueda!




FOTO de arriba: ´Foto de la Fundación PROINPA, "Una Herencia de Bolivia opara el Mundo" La Riqueza Genética de Nuestros Cultivos Nativos, Pag. 1. Gentileza del lloyd Aréreo Boliviano.

PROPUESTA 6

LA SALUD, BRUJOS Y KHARISIRIS

La Bolivia originaria tiene mucho que decir sobre Salud. La parte occidental del país, hasta Tucumán en la Argentina era llamada el Qollasuyo durante el Incario. Ese nombre significa la región de los médicos y medicinas. Sólo me limitaré a citar dos citas del Dr. Rolando Costa Arduz, ex Vicerrector de la Universidad Mayor de San Andrés:
“...Finalmente recuerda las determinaciones de 1637 que rechazaban el proyecto de una Facultad de Medicina para Lima porque existían hierbas e indios que las manejaban mejor que los médicos.” Añade la expresión del general Miller quien escribía: “En todas las provincias del Departamento de Puno no existe ni es conocido un regular médico. La tribu aborigen de callahuayas o yungueños son los únicos prácticos de una gran parte de Sud América”. (1)
Este argumento valió para que no se abrieran dichas Facultades ni en Potosí ni en La Plata, hasta hace pocos años.

Kallawaya o Qollawayuri quiere decir “el que carga la medicina (qolla) al hombro”. Son los habitantes de habla quechua de 8 Comunidades de la Provincia Saavedra al Norte de la Paz. Los médicos itinerantes.
Ellos se desplazaban por los caminos procolombinos con la misión de curar con sus plantas. Se despedían de sus esposas diciendo: “Si en tres años no he regresado a casa, quiere decir que he muerto, puedes casarte con otro.”

Pero había otro grupo, que había sido desplazado por los aymara y los quechua hasta los sitios de la cordillera, al pie de los glaciares donde sólo hay piedras y paja brava. Son los Kullawa. Ellos aprendieron a sobrevivir criando llamas, que pueden comer esa paja y comerciando las plantas medicinales desde las selvas hasta el mar. Se convirtieron en l@s farmacéutic@s itinerantes. Siguen desplazados. No se los nombra ni en la lista de etnias del Ministerio de Asuntos Campesinos. Los encontramos en toda ciudad boliviana de más de 20 mil habitantes. Hablan quechua, aymara y castellano.
Casi siempre son mujeres. Despreciativamente se les llama “qapachaqeras” y hasta les llaman las “brujas” de la Linares.
Muchas veces, si usted les pregunta si son Kullawa, dicen: “¡no!”.

En Quito en 1976 hubo un Seminario para el estudio de los Aymara, auspiciado por la ONU. Un peruano preguntó. ¿Por qué nos citan a Quito para estudiar a los aymara si hay un millón en Perú y otro en Bolivia? El antropólogo Burgos respondió: El barrio norte de la ciudad se llama Cotocollao y el barrio sur se llama Collacoto. En un caso “mercado de medicinas” y en el otro “el sitio donde se reúnen o donde están los médicos”.

¿Qué pasó después?

Tenemos la triste historia de que los médicos españoles no tuvieron trabajo en estas tierras y comenzaron a llamar “brujos” a los sabios. Recordemos que Europa los quemaba... Y los sabios inventaron otro término equivalente para desplazar a los médicos europeos o criollos o a cualquiera que cometiera abusos, también curas o corregidores. Les llamaron “kharisiri, khari khari o lik’ichiri. Esto quiere decir: el que te saca la grasa (la energía) desde lejos y sin dejar cicatriz. Un apelativo tan excluyente que es como una condenación a muerte.

Pienso yo que esa pugna de siglos entre brujos y kharisiris ha hecho del Qollasuyo, el último país de América en Salud, junto con Haití.

¿Qué desafío tenemos?

Otra vez hay que mirar a las raíces. Creo que este desafío no es tanto para ponerlo en la Constitución, cuanto para la ciencia y la industria.
El bloqueo impidió a Cuba comprar una aspirina. Cuba estudió 750 plantas medicinales propias con un equipo de 25 diferentes especialistas, desde agrónomos a médicos, biólogos y genetistas, cada uno de ellos con su reemplazante. Hoy Cuba tiene su propia industria farmacéutica, de gran calidad y sus medicamentos están al alcance de la economía del pueblo.

Perú y México han estudiado sus plantas curativas, las han incorporado a su sistema de Salud, por ejemplo en el IMSS (Instituto Mexicano de Seguridad Social), que recetaba hojas de Guayaba para la diarrea, hasta que la Guayaba se puso al borde de la extinción y suspendieron esa medida... Bolivia tiene muchas más plantas medicinales que Cuba y ya algunas Universidades tienen Laboratorios con tecnología de punta y excelente personal calificado. ¿Qué esperamos? El conocimiento de las culturas originarias se está salvando de la extinción por algunas investigaciones.

Sólo queda la voluntad de imitar a Brasil que en 250 municipios ha reducido el costo de los medicamentos en un 30% con sus remedios naturales. Primero la alimentación para no enfermarse, como dijimos en la Propuesta anterior y después curarnos con nuestros propios recursos. Lo demás ya voló de nuestros bolsillos.(2) ¿Aprenderán a respetarse, a intercambiar conocimientos y a dejar de excluirse los brujos y kharisiris?

Ojalá! Que quiere decir. Alá lo permita.

(1) “Compilación de Estudios sobre Medicina Kallawaya”. Instituto Internacional de Integración, Convenio Andrés Bello. Prólogo, Pag.14 La Paz, enero de 1988 (2) “Salud y Naturaleza desde Bolivia” www.saludverde.sitio.net

PROPUESTA 7

LA HONRADEZ Y ALTA MORAL

Antes.-

Una de las primeras veces que visité Jesús de Machaqa, cuando me disponía a poner llave al carro, uno de mis acompañantes me dijo: “Aquí no hagas eso, sería ofensivo, aquí nadie te va a robar nada”.
En efecto, en una de las equinas de la plaza había una tienda abierta. La dueña estaba pastando sus ovejas a 2 kilómetros de ella. Sobre el mostrador había algo de dinero que los compradores habían dejado según el precio conocido, como si se tratara de la compra en un supermercado sin cámaras y sin cajeros.
Nadie robaba en Machaqa. Inmemorialmente se habían regido por el “No robes, no mientas, no estés perezoso” de los habitantes del Ande y sabían que el castigo para quien lo hiciera era quedarse sin manos.

En otra ocasión –entre 1970 a 75- tuve la oportunidad de hablar con un cura de Salta que me preguntó por la moral sexual de los aymara.
Simplemente le dije: “Son santos”. Él quedó aturdido. No se lo explicaba. Entonces le expuse cómo allí desde pequeños, al estar cargados a la espalda y en contacto con la madre, carecían de esos problemas psicológicos de quienes nunca se sintieron en brazos de su madre y, por ejemplo, rechazan a la mujer. Como también cuidaban a sus animales desde chicos, era normal para ellos el contacto sexual de los mismos.
Le dije: - aquí no hay prostitución, el matrimonio es de uno con una hasta la muerte, ¿qué mas quiere? Son santos.
Había un control comunitario interesante. Un tabú prohibía a los menores de edad la comunicación con el sexo opuesto. Hasta el día en que la familia consideraba que el joven o la muchacha estaban maduros para “bailar en la Fiesta”.
En cada fiesta hay bailes sólo de casados y bailes solamente para los solteros.
Estos últimos tenían que ensayar muchas veces para lograr el mismo paso, el mismo ritmo. Esas veladas o noches de ensayos eran la oportunidad para la iniciación sexual y la formación de las futuras parejas. Después de la fiesta algunas jóvenes ya no volvían a su casa. Iniciaban el “matrimonio de prueba”. Los familiares de ambos les daban una buena reprimenda y les sometían a un riguroso interrogatorio sobre la posibilidad de consolidación de la pareja. Al final se les permitía probar su mutuo entendimiento por el espacio aproximado de un año.
No era una prueba de fecundidad, lo que importaba era su mutua compatibilidad.
Si después del año, habían engendrado una criatura y ellos no se entendían entre sí, podían separarse y la criatura se quedaba al cuidado de una de las dos mamás. Ambos podían probar con otra pareja por segunda vez.
Pero si después de la segunda vez no se quedaban con la segunda pareja, debían abandonar la Comunidad. No se trataba, pues de un “amor libre” al estilo “playboy” sino de una institución muy respetable.

Después.-

El sacerdote argentino me dijo: “ Cuando van los aymara a Salta para la zafra, viven en grupos promiscuos, y cuando los varones se retiran, se forman grupos de mujeres que se dedican a la prostitución.
Me quedé perplejo. Luego comprendí el porqué. La Comunidad y la familia controlaban, pero no formaban a los jóvenes. Cuando las muchachas adquirieron la costumbre de ir a la ciudad como empleadas domésticas, para adquirir algo de dinero para comprar por lo menos su propia ropa, se encontraron con la televisión y con los muy malos ejemplos de la ciudad. Piense usted en una muchachita que ha vivido en tabú y que de pronto ve un video porno de sus “patrones”. Puede pensar que las costumbres de su “patrona” son muy diferentes de las de su comunidad. Pero ¿acaban imponiéndose las costumbres de la ciudad? Parece que sí.

Lo mismo en cuanto al robo, la pereza, la violencia, la mentira, la soberbia, la envidia y otras taras de los habitantes de la ciudad.
Actualmente Bolivia se encuentra como el segundo país en Corrupción en América Latina.
Nuestra moral está por los suelos.
¿Tendremos solución?

El desafío del futuro.-

Ciertamente no creo que baste en este caso con volver al pasado, al control comunitario y al tabú. Tampoco me puedo atrever a recomendar que la mayoría de los bolivianos queden mancos.
Pero es absolutamente importante la formación de la población entera en la recuperación de valores y en el ejemplo.
Habrá que despojarse de los políticos tradicionales y formar otro tipo de autoridades que nos gobiernen de otra manera más humana, más ética y sobre todo con su ejemplo.
De lo contrario hay que ir pensando en algo que escribí con este título: “El galope de los caballos desbocados al abismo”.(1)
---
(1)”Testigo de Ideales, catástrofes y Esperanza” Libro virtual. Fin de la Tercera parte. www.saludverde.sitio.net
PROPUESTA 8

LAS ACERTADAS ESTRATEGIAS DE ANTES Y LAS FRÁGILES DE HOY

Aunque ofrecí siete Propuestas, creo que se hace indispensable añadir esta octava, ya que al fraccionarse la CSUTCB y al colapsar la COB en estos últimos tiempos, no hay más remedio que inspirarnos de nuevo en las lecciones de la Historia originaria boliviana.

Estrategia y Táctica son términos militares que tienen mucho que ver con la programación de una guerra. Todos sabemos que los pueblos que heroicamente enfrentaron a las mejores armas de los conquistadores, han casi dejado de existir, con la honrosa excepción de los Shuar ecuatorianos, considerados hacia 1975 “los indígenas mejor organizados de América”. Ellos fueron los “reductores de cabezas” que tuvieron esa mejor arma: reducir las cabezas de sus enemigos!!! Táctica que conoce todo shuar desde sus 14 años.

Las que subsistieron hasta el presente fueron las culturas más elevadas de mayas, aztecas, aymaras, quechuas, mapuches, guaraníes moxeños y chiquitanos que supieron dialogar y negociar con el invasor y así sobrevivieron hasta el presente desde México a Bolivia, Paraguay y Chile.

Estrategias sabias en Jesús de Machaca.

En la Propuesta 4, sobre la Posesión múltiple de la Tierra, veíamos cómo se conseguían objetivos con gran inteligencia, capacidad y astucia como cuando “Los Warachi, establecidos en los futuros ayllus Jila Titi y Sullka Titi, tuvieron la habilidad de aliarse con los invasores Inka...y luego ellos y Carlos y Sebastián Llanqui compra-ron sus tierras a la Corona española”

Un mérito interesante de la diplomacia machaqueña es que supo permanecer libre de la rapiña de conquistadores y hacendados que se repartieron las tierras del país tanto en la Colonia como en la República.
Pero también en su relación con la sociedad opresora actual me remito a esta cita de 1972: “Dionisio Huañapaco habló con el verdadero señorío de un jefe aymara: “Los aymara tenemos dos clases de jefes: los que dan la cara, como Genaro Flores y los que verdaderamente gobernamos nuestra Nación clandestina. Aquí abajo, en La Paz, ustedes son quinientos mil y hay un millón de aymaras en Bolivia y otro millón en el Perú. ¿Qué nos costaría a nosotros destruir esta ciudad ? Sabemos muy bien por dónde cortar la luz, el agua y los accesos de los caminos que le llevan el alimento. Ya la sitió Tupac Katari antes de que naciera Bolívar.
Un curioso amigo mío le preguntó - “¿Y el Ejército?” Dionisio sonrió y le respondió: “¿No se da cuenta de que el Ejército son nuestros hijos? ¿No se ha dado cuenta de que nosotros hablamos por radio en aymara desde las 5 de la mañana cuando ustedes duermen plácidamente? ¿Qué nos costaría dar la consigna de sublevarse contra los oficiales, tomar las armas y bajar con los Tanques a la ciudad?
Pero no queremos eso. Los aymara pretendemos que nuestros hijos ingresen a las Universidades y gobiernen después el País, entrando por la Puerta Ancha y Digna.” (1). Estas palabras profundas se hicieron realidad en los siguientes años.

Desde Franz Tamayo una pléyade de originarios Intelectuales, Artistas, Pintores, Músicos, Médicos, Abogados, Políticos y profesionales de muy diversas especialidades han surgido en nuestro mestizo país.

Un promedio de 100 universitarios originarios se gradúan cada año y así con el correr del tiempo llegó a la Vicepresidencia de la República el Lic.Víctor Hugo Cárdenas, vimos ministros o viceministros de la talla de Esther Balboa... poco a poco vinieron otros y ahora el Parlamento tiene una numerosa representación de originarios e indígenas.

La estrategia sabia iba produciendo sus frutos. Todo era cuestión de tiempo. Estaban en la acertada vía de Gandhi, de Martín Luther King, de Mandela, de quienes hicieron bien hechas las cosas y tarde o temprano triunfaron y liberaron a sus seguidores. Su estrategia:. La lucha no violenta y sus tácticas : la objeción de conciencia, la desobediencia civil, el boicot.

A Gandhi le costó 20 encarcelamientos su lucha no violenta de 30 años hasta que en 1947 pudo liberar a la India, 450 millones de personas, del Imperio Británico que, desde entonces, se eclipsó. (2)

Las tristes, ineficaces y contraproducentes estrategias y tácticas actuales.-

Los nuevos líderes de hoy, parecen haberse cansado; parecen haber perdido la paciencia y la cordura y van cayendo en toda trampa que les proponen los “opresores”: los caminos errados de la violencia, de los insultos, de las múltiples divisiones internas; precisamente en estos días en que todos palpamos cómo los de la “derecha”, los de “arriba” se unen a regañadientes, pero se unen, porque como “son pocos” perderían toda batalla.

En estos días de agosto del 2004 tenemos que lamentar el vandalismo de los llamados "Movimiento Sin Tierra" que en realidad tienen tierras en Qollana. Cómo Gabriel Pinto comandó el asalto y destrucción total de esa próspera hacienda e hizo quemar también casas de familias indígenas!!! Se le acusa del asesinato y posterior quema del Alcalde de Ayo Ayo!!! Nunca el indígena boliviano había llegado a semejantes excesos. ¿Somos incapaces de pensar que la violencia es patrimonio de los grandes? Ellos pueden echar bombas atómicas y matar a 80,000 personas en un solo 6 de agosto, sin que nadie se atreva a reprocharles. Acaban de demostrarnos en Irak de lo que son capaces.

Pero pobre del que haga explotar un “cazabobos” porque nunca obtendrá el perdón de nuestros nuevos dioses y sus lacayos que nos han gobernado y gobiernan con mano de hierro. Se convertirá en un “talibán”, en terrorista, en un imperdonable.

Recordemos la advertencia de José Carlos Mariátegui: “Todas las revueltas, todas las tempestades del indio han sido ahogadas en sangre” (3)

El Desafío de futuro:

El Desafío de futuro: No es otro que volver a las más genuinas estrategias de las raíces originarias.

Recuperar la Diplomacia dialogante, activa y eficaz de los Warachi de Machaqa (4) en su trámite de “compra y composición” de tierras ante las autoridades virreinales.

Recuperar la visión certera de futuro de D. Dionisio Huañapaco y de Genaro Flores cuando la unidad de Campesinos y Obreros doblegaron al Gobierno de García Meza.

Recuperar la autoestima y el orgullo de los propios valores y sabiduría acumulados a través de los tiempos.

Volver a la Norma del “o todos o nadie” para evitar que la ambición de poder y de dinero dividan al puedo con sus tentaciones de “oportunismos individualistas”-

Evitar que la mejor gente sucumba en los ríos de alcohol de 96 grados, tan ajenos a la costumbre de “festejar y celebrar” con K’usa y Aqha, las chichas de quinua y maíz de sólo 6 grados alcohólicos, cuando son auténticas.

Evitar el fraccionamiento interno que ha sido desde los romanos la estrategia del “Divide y vencerás”.

Recuperar en la vida diaria las fábulas del “Atoj Antoño”, del “Pampa wanqu y del Qamaqe” que, con distintos nombres, van desde la Patagonia hasta Alaska y que inmortalizó Walt Disney con las historias del Conejo Rabito y el Zorro. Ninguna violencia, pero mucha inteligencia para deshacernos de los astutos poderosos.

Gracias!

Jaime R. Zalles Asin (alias Jimmy)

Notas:
(1) www.saludverde.sitio.net. Menú principal..”Testigo de Ideales, catástrofes y esperanza” (Libro virtual), Tercera parte, La muerte de la semilla....El Panel Socio-Político-Económico hacia la mitad del libro.
(2) Ibid. Menú principal, “Gandhi el revolucionario no violento. ¡Qué falta nos haces!”
(3) Roberto Choque y Esteban Ticona “Jesús de Machaqa, la marka rebelde. 2 Sublevación y masacre de 1921.” 1996, Pág. 3


Enlaces

REGRESAMOS AL MENÚ PRINCIPAL: